El eterno debate de utilizar siliconas en productos cosméticos, en uso capilar siempre es mejor utilizar champús y productos capilares sin siliconas.

Profundicemos...

Las siliconas en los productos cosméticos, tanto en productos para el cabello (hair care) como en productos para la piel (skin care), siempre han estado en el punto de mira, con sus defensores y sus detractores.

Se ha extendido mucho el uso de productos sin siliconas, pero… ¿de verdad son malas las siliconas?

¿Qué son las siliconas?

Por definición, una silicona es un polímero inorgánico derivado del polisiloxano que está constituido por una serie de átomos de silicio y oxígeno alternados.

La característica esencial de los polímeros es la de presentar en su molécula el enlace silicio-oxígeno, el cual da origen a su nombre: siliconas.

Son:

  • Inodoras

  • Incoloras

  • Inertes

  • Estables a altas temperaturas

lPor todo ello son muy útiles en gran variedad de aplicaciones industriales, como lubricantes, adhesivos, moldes, en aplicaciones médicas y quirúrgicas, como prótesis valvulares, cardíacas e implantes de mamas.

Además son flexibles y suaves al tacto, no manchan, no se desgastan, no envejecen, son resistentes, no contaminan, y pueden adoptar formas y lucirse en colores, tienen una baja conductividad térmica y una baja reactividad química, no son compatibles con el crecimiento microbiológico, no son tóxicas, no se oxidan a la radiación de los rayos ultravioleta y al ozono y son altamente permeables a los gases a su temperatura ambiente de 25 °C.

Con todas estas propiedades, ¿diríais que son malas?

Siliconas en Cosmética

Todo esto aplicado al mundo de la cosmética, parece que las siliconas otorgarían al producto en el que se añadieran solamente beneficios. Pero, como todo, nos son tan bonitas como las pintan, y también tienen sus desventajas.

champu sin siliconas

Productos capilares

Cuando hablamos de hair care, la función principal de las siliconas es crear una capa sobre cada cabello de modo que, a simple vista, el pelo se ve suave y brillante, aunque nuestro pelo en su interior, puede estar seco y quebradizo porque los nutrientes y la hidratación aportados por otros ingredientes, no han penetrado lo suficiente y se han quedado solo en la superficie, ya que las siliconas impiden que cualquier producto nutritivo penetre en el pelo, porque lo aísla y lo “asfixia”.

Es decir, el cabello luce brillante en su exterior, aunque no esté totalmente nutrido en su interior. Sería un “sí pero no” a utilizar siliconas en productos capilares.

 

Nuestra recomendación es utilizar productos y champús sin siliconas.

 

Productos para la Piel

En el ámbito de los productos de skin care, las siliconas dejan la piel más lisa y suave, rellenando ópticamente pequeñas arrugas, líneas de expresión y poros de la piel. Permiten una aplicación más uniforme de los productos en crema al crear una capa sedosa y confortable sobre la piel.

La principal desventaja que alegan los enemigos de las siliconas en cosmética es que se acumula en la piel, especialmente en los poros, y evita que transpiren, pudiendo producir acné o ensuciando los poros y propiciando que aumenten su tamaño.

¿son buenas las siliconas?

En los etiquetados de los productos cosméticos, no encontraréis la palabra “silicona” como tal. Hay muchísimos tipos de siliconas en cosmética, pero los reconocerás porque son compuestos que acaban en:

-cone

-xane

Como por ejemplo, dimethicone o cyclopentasiloxane.

La mayoría de los productos cosméticos de gran consumo que encontrarás llevan siliconas, pero también existen muchos productos sin este ingrediente, dada la tendencia a cosméticos naturales, productos 0%, libres de…, sin… 

Tú tienes la última palabra… las siliconas en cosmética, ¿son buenas o malas?