En este post te vamos a explicar el método curly paso a paso y algunos consejos para conseguir un pelo rizado hidratado, nutrido y sano. Si no sabes qué es el método curly y sus beneficios para todo tipo de cabellos (en especial los rizados), no te preocupes, te hacemos un resumen:

CLAVES DEL METODO CURLY

    • El fin del método curly es hidratar y sanar el cabello para evitar el encrespamiento y conseguir unos rizos definidos de manera natural.

    • NO utilizar champús, acondicionadores y productos de cuidado capilar con sulfatos, siliconas y otros ingredientes perjudiciales.

    • Es un tratamiento especifico para cabellos rizados pero puede aplicarse en todo tipo de pelo (si, también en cabellos lisos).

    • Si quieres saber más puedes visitar nuestro articulo: Método Curly para rizos perfectos

Ahora que ya conocemos el Método Curly y a quién está dirigido, te contamos cómo empezar y todos los pasos del método curly. 

¿Cómo empezar el método curly?

Lo primero que tenemos que hacer es retirar del cabello cualquier tipo de residuo nocivo que puedan quedar en él. A esto le llamaremos “último lavado”.

Último lavado:

Este último lavado lo harás con un champú CON sulfatos y SIN siliconas.

Así retiraremos cualquier resto de residuo que haya en nuestro cabello. Puedes usar, por ejemplo, nuestro champú de cebolla, que es perfecto para este paso.

Una vez realizado el último lavado, tenemos que dejar apartado ese champú con sulfatos y seguir paso a paso el método curly.

 

Pasos Método Curly

 

1. Rutina de lavado suave o Low poo

Tras el último lavado, apartamos el champú con sulfatos de nuestra rutina y cambiarlo por champús con tensioactivos suaves, que limpiarán tu cuero cabelludo, pero sin resecar. Si tienes el pelo rizado, tenemos un champú perfecto para ti y apto para el método, se trata de nuestro champú especial rizos.

CONSEJO:

Te recomendamos hacer un “sulfatazo” o clarificar el cabello una vez al mes para limpiar en profundidad. Es decir, lava una vez el mes tu con un champú CON sulfatos y SIN siliconas.

Siendo sinceros, tenemos que decir que el Método Curly llevado a rajatabla indica que debes lavar tu pelo mediante Co-Wash, lo que significa lavar con un acondicionador mediante masajes en el cuero cabelludo para que este quede más hidratado. Sin embargo, desde nuestro punto de vista, esto termina acumulando productos y causando picores. No te lo recomendamos en absoluto.

 

2. Suaviza tus rizos con acondicionador

Cada vez que laves tu cabello, lo ideal es que apliques un acondicionador específico para tu tipo de cabello de medios a puntas y desenredes tu pelo con el producto puesto para facilitar el proceso.

CONSEJO:

Recuerda, ¡desenreda siempre empezando por las puntas y subiendo hacia arriba! Es la clave para no romperlo.

 

 

Si quieres ahorrar tiempo en este paso, nuestro champú sólido curly 2 en 1 te hará el proceso mucho más sencillo.

 

3. Usa mascarilla cuando sea necesario

Aplica una mascarilla apta para el método curly una vez a la semana y déjala entre 15 y 30 minutos, pero eso depende de las necesidades de tu pelo.

aplicar mascarilla para rizos

Lo recomendable al empezar el Método Curly es usarlas una vez por semana, pero como te comentábamos, cada pelo es un mundo y quizá esto puede ser demasiada hidratación para tu melena.

CONSEJO

Aprende a escuchar a tu pelo, y si ves que esto no le sienta demasiado bien, extiende su uso cada 15 días.

 

4. Leave-in

O lo que es lo mismo, acondicionador sin aclarado (recuerda, siempre cumpliendo con los ingredientes aptos para el método curly).

Aplícalo después de la mascarilla o el acondicionador normal de medios a puntas. Esto te servirá para retener la hidratación en tu cabello antes de pasar al definidor de rizos.

 

5. Dale forma a tus rizos

Pasamos al momento de definir. Existen multitud de técnicas para aplicar el definidor. Desde nuestro punto de vista, es cuestión de ir probando para ver cuál es la que mejor sienta a tus rizos.

CONSEJO

¡Eso si!, sea cual sea la técnica, no te olvides de hacer mucho “scrunch” o, lo que es lo mismo, “mulli-mulli” para que tus rizos queden súper definidos.

scrunch o mulli-mulli para rizos

 

Nuestro booster especial rizos es perfecto para fijar tu cabello de forma natural. 


Si quieres que te ayudemos con las diferentes técnicas, háznoslo saber en los comentarios y te lo explicamos en uno de nuestros post o en vídeo en nuestras redes sociales.

 

6. Seca tu cabello y sella la hidratación

Tras aplicar el booster, seca con un difusor a la mínima potencia y temperatura.

Una vez seco, aplica un sérum especial rizos de medios apuntas para sellar la hidratación y ayudarte a romper el “cast”* que haya podido quedar.

* El “cast”, para que nos entiendas, es esa sensación de dureza que queda en el cabello después de usar un producto de fijación.

 

7. Paciencia

Por último y más importante, ten paciencia y dale tiempo al método curly.

No te agobies si no ves cambios al principio. Es un proceso lento, pero te aseguramos que si sigues todos los pasos del método curly será un camino maravilloso donde podrás reconciliarte con tu pelo.

Productos Método Curly

 

Consejos para potenciar rizos

Llegados a este punto solo te queda con conocer algunos tips para potenciar el efecto curly:

1. Hidratación al m´aximo

El cabello rizado es naturalmente más seco, por lo que su hidratación es muy importante. Especialmente al principio, cuando empezamos a deshacernos de las siliconas a las que estaba acostumbrada nuestro pelo.

Realiza tratamientos de hidratación profunda semanalmente. Es tan fácil como aplicar mascarilla de medios a puntas, y dejarla actuar entre 15 y 30 minutos.

TRUCO:

Si colocas un gorrito de plástico o aluminio, conseguirás que penetre mejor en la hebra gracias al calor que se genera, pues se abre la cutícula y proporciona hidratación desde el interior. Verás unos rizos más sanos e hidratados.

Recuerda escuchar a tu cabello y si crees que es demasiado hacer hidratación profunda semanalmente, puedes espaciarla cada 15 días.

 

2. Alimenta tu cabello o Pre-poo

Es común que se confundan los términos “nutrir” e “hidratar”, pero no tienen nada que ver. Cuando hablamos de hidratar, significa que le damos a nuestro cabello el agua que necesita, al igual que hacemos con nuestro cuerpo. Sin embargo, la nutrición es “alimentar” a nuestro cabello. Darle los nutrientes que necesita, sobre todo si tienes porosidad alta.

¿Cómo nutrimos nuestro cabello? Hay multitud de aceites que podemos aplicar en nuestro cabello y que le aportan la nutrición que necesitan. Como por ejemplo, el aceite de coco, el aceite de argán o el aceite de ricino (este además ayuda a que crezca más rápido).

Pre-poo

La mejor opción es aplicarlos mediante un PRE-POO.

Es decir, antes de lavar nuestro pelo. Coge el aceite que más te guste y haz un suave masaje en tu cuero cabelludo. Déjalo actuar entre 15 y 30 minutos y después, lava tu cabello como siempre.

¡Tu pelo te lo agradecerá!

 

3. NO cepillar en seco

Evidentemente, todas necesitamos desenredar nuestro cabello, y las rizadas no somos diferentes. Pero si lo cepillas cuando está seco, sólo te preparas para un cabello lleno de “frizz”. Además, es mucho más difícil el desenredado y ante la desesperación, perdemos la paciencia y lo acabamos partiendo. 

¡Esto es un NO rotundo del Método Curly Girl, y debemos evitarlo siempre que podamos!

Cepilla tu pelo siempre en mojado y con el acondicionador o mascarilla previamente aplicado. Así además te aseguras de repartirlo correctamente, llegando a todas las hebras.

 

4. Sustituye tu toalla por una de microfibra

¡Di adiós a las toallas convencionales!

Es algo súper importante a la hora de empezar el Método Curly. Cuando vayas a secar tu pelo, no lo hagas con la toalla de toda la vida, sustitúyela por una de microfibra o, incluso, por una camiseta de algodón.

Esto tiene su explicación, y es que las toallas de tela genérica causan fricción en nuestro pelo, y lo dejan lleno de “frizz”. Notarás un antes y un después con este cambio, ya que las camisetas de algodón y las toallas de microfibra absorben el exceso de humedad sin provocar el odiado “frizz” ni alterar la cutícula de nuestros rizos.

 

5. Funda de almohada

Las fundas de almohada de algodón que todas tenemos en casa, con el roce y el movimiento de nuestra cabeza al dormir, nos generan enredos y provocan “frizz” durante la noche. Además que absorben la humedad natural de nuestro cabello, deshidratándolo. 

Nuestro consejo es que inviertas en una funda de almohada de seda o satén que te ayudará a mantener la humedad y conservar tus rizos en perfecto estado durante varios días. 

Si no quieres cambiar tu funda de almohada, también venden unos gorritos protectores que hacen el mismo efecto.

 

6. Refresca tus rizos

Es normal que el día de lavado tus rizos queden vivos, definidos y con volumen y que, sin embargo, a la mañana siguiente o a los dos días se vuelvan rígidos y pierdan ese aspecto natural que habíamos conseguido. 

¡No hace falta que vuelvas a lavar si no notas el pelo sucio!

Nuestro truquito es aplicar un pelín de acondicionador y, si es necesario, un poquito de gel y volver a hacer “scrunch”. Vas a notar cómo tus rizos vuelven a recuperar la fuerza que habían perdido.

Ya conoces el paso a paso para realizar el Método Curly, has decidido iniciarte en este “estilo de vida”, lo más probable es que ya hayas sustituido tus productos capilares actuales por productos más naturales y “aptos” para el método y hemos compartido contigo nuestros secretos para conseguir un pelo rizado perfecto, ahora solo tienes que tener un poco de paciencia y dar tiempo a tu cabello para acostumbrarse al cambio.